juegos para xo gadgets para blogger

martes, 6 de septiembre de 2011

Los cómics se indignan

Revolution Complex está «indicado para el tratamiento sintomático de la impotencia diaria que uno siente al conocer las políticas económicas que se están llevando a cabo». Pero no es un medicamento: es un cómic publicado por Norma, servido en «comprimidos efervescentes» que se toman por «vía óptica» y que contienen suficientes dosis de «ironía + indignación + rabia rabiosa + cruce de cables + grrrrrrrrrrrrrr», como antídoto psicológico frente al paro, la crisis, la burbuja inmobiliaria, los políticos, los banqueros... Lo apuntan sus 22 dibujantes y guionistas en el índice, planteado cual prospecto farmacéutico, y no es el único medicamento colectivo en forma de viñetas que estos días acompaña el potente resurgimiento posvacacional del movimiento de los indignados del 15-M en toda España.
Trabajos de otros 44 autores, algunos difundidos en blogs o prensa, forman Yes we camp! Trazos para una (R)evolución (Dibbuks), un álbum coordinado por Pere Meján y Tomeu Pinya, ambos implicados en el 15-M, cuyo objetivo, según explica este último, «es difundir el movimiento y sus ideas entre quienes por la razón que sea no lo han conocido de primera mano. Quizá así sientan curiosidad y ganas de participar».
GALLARDO Y PACO ROCA / Para ello han enrolado a insignes del medio -Jan, con su Superlópez, Miguel Gallardo, el Premio Nacional de Cómic Paco Roca, Pere Joan, Carlos Giménez, Víctor Escandell, Alfons López, el tándem Pepo Pérez y Santiago García...- y les han sumado artículos de especialistas en economía, política o cultura como Eduard Punset, Federico Mayor Zaragoza, Isaac Rosa y el catedrático Vicenç Navarro.

Yes we camp!, que toma el título de uno de los lemas vistos en acampadas y manifestaciones, es un reflejo de las mismas, en muchos casos nacido de la propia participación: gente de toda edad y condición, el efecto contagio, la voluntad pacífica, las redes sociales, la horizontalidad del movimiento... «Fui a la mani de Málaga -señala Pepo Pérez- y hablando con Santiago García, que estuvo en Sol, en Madrid, vimos que la mecha había prendido y quisimos participar, hacer algo. Enseguida colgamos unas viñetas en internet. No sé si todo este movimiento servirá para algo pero tenía claro que no quería quedarme parado. Hay razones de sobra para protestar».
Las 33 historias de Revolution complex toman el pulso a la sociedad y reflexionan y analizan las causas de la crisis, y la indignación rezumando ironía: hay abuelos subversivos en el Parlament y clases para indignados principiantes o sobre cómo despedir a un empleado.
CURA ANÓNIMO / El italiano afincado en Barcelona Claudio Stassi pisa fuerte en terreno periodístico al visualizar en cómic cinco entrevistas reales a un actor, una jubilada, un periodista, el dueño de un restaurante y un cura que guarda el anonimato. «Busqué estereotipos que me sirvieran para ver cómo afecta la crisis a la gente de la calle -explica-. Sus respuestas hacen pensar, nadie tiene claro de quién es la culpa y, excepto en el caso del cura, que sorprende al decir que está mejor que antes, ves que la gente está totalmente asustada».
Danide, que destaca el papel de Revolution Complex como «testimonio gráfico del momento histórico, tanto de las acampadas como de la situación socioeconómica», hace entendible, con dosis de necesario cinismo, el funcionamiento del sistema neoliberal en Arte secuencial. «La idea era desnudar el discurso económico de forma casuística y ver cómo se ha llegado a un capitalismo tan deshumanizador».
A Jordi Lafebre, en cambio, le viene a la memoria su abuelo fallecido e imagina un fresco diálogo con él sobre el 15-M: «Tuvo que luchar en la guerra civil en un bando que no quería y contra el que estuvo toda la vida. He querido recuperar su punto de vista porque me enseñó hasta qué punto la vida puede ser contradictoria».
Fuente: www.elperiodico.com   Anna Abella

La sociedad española está indignada. ¿Los motivos? Muchos y por todos conocidos: paro, precariedad laboral, crisis económica, corrupción política, hipotecas impagables…

Tantos y tantos factores que han desembocado en manifestaciones multitudinarias, acampadas y movilización en las redes sociales. La ciudadanía ha reaccionado y se ha plantado en las plazas de todo el territorio para decir “Hasta aquí hemos llegado. Queremos un cambio”.

Inspirados por este movimiento cívico y pacífico, 22 jóvenes autores del panorama del cómic nacional no han querido quedarse al margen, y de su mano nace Revolution Complex, un cómic que es mucho más que una narración de los hechos. Es una queja colectiva por la situación que estamos atravesando.

Con distintos estilos y discursos nos hablan de los motivos que nos han arrastrado al momento actual. Los políticos, los poderes económicos y la sociedad civil, nada escapa al escrutinio de las historias de este cómic colectivo.

Historias directas y sin censura, nacidas de la absoluta libertad creativa de sus autores que han seleccionado personalmente los temas a tratar y el enfoque, y que no se cortan a la hora de hablar y opinar sobre política, economía e incluso el propio movimiento 15M.

Además de las 33 historias dibujadas, el libro cuenta también con tres artículos firmados por Arcadi Oliveres, presidente de la asociación Justicia y Paz, que participó activamente en la acampada Barcelona; Jaume Vidal, periodista del periódico catalán Avui y Rafa Martínez, fundador de Norma Editorial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario