juegos para xo gadgets para blogger

lunes, 17 de enero de 2011

El mapa de la banda ancha

- En España hay 10,5 millones de líneas de banda ancha (CMT, noviembre 2010). Se estima que medio millón de hogares no disponen de la posibilidad de contratar banda ancha, alrededor del 4% de las líneas. Telefónica cifra la cobertura en el 98,8%.
- El 8,5% de los conectados navega a velocidades inferiores a 2 megas; el 60% lo hace a velocidad media (entre 2 y 10 megas) y el resto a más de 10 megas.
- La penetración de Internet es del 22,2 líneas por cada cien habitantes, frente al 24,2% de la media de la OCDE (junio 2010)
- Las tarifas de la conexión más habitual (entre 2 y 10 megas) son un 21,5% más caras en España que en la media de la UE.
- El coste del servicio actual es de 74,8 millones (2008), pero sin incluir Internet. En 2007, el 70% corrió a cargo de Telefónica y el otro 30% de Vodafone y Orange.
- El Senado tramita la norma del servicio universal, contenida en la LES. Una vez que se apruebe por ambas Cámaras, Industria tendrá que desarrollar el reglamento y convocar un concurso. Ningún operador ha mostrado interés, por lo que puede quedar desierto. Y el Gobierno lo adjudicaría por decreto.

Todo el mundo, habite donde habite, tiene derecho a poder contratar una línea telefónica. Y a tener una cabina en su pueblo, por más remoto que se encuentre. E incluso a figurar en una guía telefónica si así lo desea. Pero en la era de Google y Facebook tener acceso a Internet no es todavía un derecho, al menos en España. El llamado servicio universal garantiza a los ciudadanos, independientemente de su lugar de residencia, una serie de servicios mínimos de telecomunicaciones. Internet está a punto de entrar en esos mínimos aunque habrá que esperar al menos un año.El Gobierno, que había prometido que toda la población tendría garantizada por ley la conexión a Internet el 1 de enero de este año a una velocidad mínima (bajada) de 1 megabit por segundo (Mbps), ha dado un paso atrás -el Ministerio de Industria de Miguel Sebastián niega tajantemente la palabra rectificación- y ha ampliado el plazo al 31 de diciembre de 2011.
La reforma histórica se ha introducido en la Ley de Economía Sostenible (LES), pero ha pasado desapercibida porque la llamada ley Sinde, también incluida en una disposición de la LES, que trata de perseguir a las páginas de descargas de películas y música, ha acaparado todo el protagonismo. La normativa pasará al Senado la semana que viene y, a la espera del reglamento que la desarrolle, será una realidad a lo largo de este año. De esta forma, cualquier ciudadano, aunque viva en una aldea perdida, tendrá derecho a reclamar a la Administración si no le dan la posibilidad de contratar una línea de banda ancha (el servicio universal solo garantiza la contratación a un precio adecuado, no la gratuidad).
Fuente: www.elpais.com  Ramón Muñoz

No hay comentarios:

Publicar un comentario